Se trata de un curso presencial en el cual los profesores aprenderán a montar un robot aunque no tengan conocimientos de ni de programación ni de electrónica.

La idea es usar este robot dentro del aula mediante toda una serie de actividades didácticas que cumplan con los contenidos curriculares de la asignatura que imparta cada profesor.